Get your own Digital Clock

miércoles, 7 de octubre de 2009

MUSEO CIUDAD SAN FERNANDO DE BUENA VISTA, “QUINTA SANTA CECILIA


PORQUE “Quinta Santa Cecilia”

La denominación se debe a que una de las hijas (Elvira) nacida del matrimonio del Dr. Martín Jacobé y la Sra. Elvira Elizalde, ingresó a la orden de las hermanas de la Asunción adoptando el nombre de “Sor Cecilia del Sagrado Corazón” y motivo poe el cual sus padres deciden nombrar así a la residencia.


ESTRUCTURA EDILICIA:

La Quinta Jacobé o Santa Cecilia (actual Museo Ciudad San Fernando de Buena Vista), es una antigua casa de estilo neo-románico, que fue adquirida por los padres de Martín Jacobé en el año 1871 escapando de la gran epidemia de fiebre amarilla que sufría nuestro país.

En los años en los que fue residencia del matrimonio de Martín y Elvira (a partir de 1896, cuando vuelven de sus tres años de luna de miel por Europa) la propiedad abarcaba toda la manzana entre las actuales calles Ituzaingó, Pte. Perón, Alvear y Av. Del Libertador.

El edificio central de la propiedad se constituía por una casa de dos plantas, destinada al alojamiento familiar, y un subsuelo, destinado a las dependencias de servicio.

El ala izquierda de la construcción se completa con una capilla (que aún se conserva) construida bajo la advocación de Nuestra Señora de Todas las Gracias (virgen que corona el altar) y cuya memoria celebra la iglesia el 7 de noviembre. Es menester destacar que todos los objetos que actualmente se encuentran dentro de este edificio son los que originalmente la familia destinó a dicho recinto.

Seguido a esta, en la parte exterior del edificio, el jardín posterior recibe la denominación de “Jardín Bíblico” por el diseño y las plantas que lo integran. La virgen que se observa en este espacio exterior es una “Nuestra Sra. Del Huerto”. El árbol que se encuentra en la balconada que da a la parte baja del patio es un olivo con la característica de que el brote que le dio origen fue traído por Martín y Elvira desde el Monte de los Olivos en un viaje realizado por ambos a Israel.

Así mismo, lo que correspondía a la derecha de la casa, contaba con un mirador que permitía contemplar el vasto territorio. En la década iniciada en el año 1950, en la base de esta construcción, el crecimiento de la familia obligó al agregado de nuevos cuartos y baños y una nueva cocina que contaba con un montaplatos.

En la actualidad dicha estructura, compuesta por los tres edificios antes mencionados, conserva su fachada original, destacando que la capilla también preserva su interior sin alteración alguna de la concepción que el matrimonio Jacobé le otorgó.

1 comentario: